Cuidar nuestro aparato digestivo es esencial para tener una salud de hierro. Por eso, las infusiones digestivas a base de plantas y hierbas son nuestras mejores aliadas para prevenir o tratar de manera natural molestias o dolencias gastrointestinales como la hinchazón, ardores, gases, dolor abdominal, pesadez, estreñimiento, cólicos, etc.

La mayoría de ellas poseen propiedades digestivas y depurativas que nos ayudan a reducir el malestar, regular el tránsito intestinal y eliminar las toxinas que habitan en nuestro cuerpo. Hoy te recomendamos 8 de estas plantas indispensables que siempre deberías tener disponibles en tu despensa.

Top 8 infusiones digestivas

1. Manzanilla

Puede que la manzanilla sea la planta más conocida si hablamos de problemas gastrointestinales. Se emplea para tratar náuseas, vómitos, gastritis, úlceras o cólicos y está especialmente recomendada para el colon irritable, ya que proporciona una sensación de bienestar muy pronta, calmando los molestos ardores y mejorando el tránsito intestinal. 

¿Cómo tomarla?

Esta infusión puede hervirse y tomarse sola, pero si se mezcla con anís será mucho más eficaz.

2. Anís

Tanto el anís estrellado como el anís verde son un remedio estupendo para ponerle punto y final a la gastritis, los cólicos, las flatulencias e incluso la halitosis. Por otro lado, también consigue abrir el apetito en cuanto a problemas con trastornos alimentarios se refiere.

¿Cómo tomarlo?

Puedes infusionar el anís tal cual. Además, combina genial con todo tipo de hierbas, especialmente y como ya hemos mencionado, con la manzanilla. Por su sabor dulce, hará las delicias incluso de los más pequeños de la casa.

3. Jengibre

El jengibre es un conocido antiinflamatorio natural, por lo que resulta ideal consumirlo después de las comidas para evitar la pesadez de estómago. También tiene otros beneficios, como por ejemplo su capacidad de incrementar el flujo sanguíneo. Esto nos permitirá absorber mejor los nutrientes. Además, el jengibre tiene propiedades tonificantes y sedantes. 

¿Cómo tomarlo?

La raíz de jengibre puede hervirse con una rodaja de limón, añade después un chorrito de miel para suavizar su sabor. También puedes tomar tu té de jengibre acompañado de cualquier bebida vegetal, ya qué suelen ser más fáciles de digerir que la leche común.

4. Regaliz

La infusión de regaliz está especialmente indicada si padecemos problemas estomacales de forma habitual. En casos de acidez, gastritis, dolor intestinal, ardores o estreñimiento, nos ayudará a paliar las molestias. En adición, se prescribe en casos de colitis ulcerosa, hipercolesterolemia, para tratar la enfermedad de Crohn y para mejorar la circulación.

¿Cómo tomarlo?

Al igual que el anís, el regaliz tiene un gusto dulce y refrescante, por lo que se puede disfrutar la infusión de regaliz sin nada más. También puedes hacer tu infusión de regaliz personalizada al gusto con otras hierbas.

Hierve durante unos minutos varias ramitas de regaliz troceado, retíralo del fuego y añade cualquier otra planta que te apetezca, la mezcla con anís y menta es muy común.

5. Menta

Una infusión de menta después de la comida funciona como un fabuloso digestivo, ya que nos ayudará a sintetizar muchísimo mejor las grasas. Además, se le asocian propiedades antivomitivas y alivia el exceso de gases

¿Cómo tomarla?

La infusión de menta puede disfrutarse sola. También puede combinarse con té verde y una rodaja de lima o de limón.

6. Alcachofera

Como ocurre con la menta, la alcachofera hace que las grasas sean más fáciles de digerir, ya que contiene cinarina, una sustancia que estimula la producción de bilis en el hígado. Es apropiada en caso de pesadez de estómago, ardores, gases y estreñimiento.

Además, tiene efecto saciante y depurativo perfecto para bajar de peso, ayuda a expulsar toxinas y se emplea para tratar la hipercolesterolemia y los valores elevados de triglicéridos.

¿Cómo tomarla?

Sus hojas se infusionan en solitario y, en este caso, aunque se suele tomar después, también puede tomarse antes de la comida para ayudar a la vesícula a vaciar la bilis en el momento de la digestión. 

7. Boldo

El boldo contribuye al alivio del estreñimiento, gracias a su actuación como laxante suave. Como las hierbas anteriores, es capaz de modificar las propiedades fisicoquímicas de la bilis para disminuir el colesterol. También frena la hinchazón de estómago, la acidez, da pie a la expulsión de gases y combate las afecciones del hígado.

¿Cómo tomarlo?

Hay que hervir las hojas de boldo y tomar la infusión después de comer, te ayudará a sentirte mejor.

8. Hinojo

El hinojo es una planta diurética y digestiva. Tomar una infusión de hinojo es recomendable después de comer algunos tipos de alimentos que suelen generar gases, como por ejemplo, las legumbres. Beneficiosa también para ocasiones en las cuales sentimos que hemos realizado una ingesta de comida demasiado rápida.

¿Cómo tomarlo?

Las hojas se preparan en infusión o se añaden frescas a la comida como condimento. Así bien, puedes preparar con él bebidas licuadas o cremas junto a otras frutas o verduras digestivas.

Productos Destacados

Más de nuestro Blog

Elige el mejor chupete para tu bebé con Suavinex

Elige el mejor chupete para tu bebé con Suavinex

Escoge el chupete más adecuado para tu bebé teniendo en cuenta la tetina, los materiales, el tamaño y la seguridad. Suavinex es sinónimo de diseño y calidad, asegurando una perfecta simulación del pecho de la madre.
¿Cuero cabelludo irritado? Confía en Astera Fresh

¿Cuero cabelludo irritado? Confía en Astera Fresh

La irritación, el enrojecimiento y la descamación del cuero cabelludo pueden estar relacionados con afecciones como la dermatitis. Si tienes el cuero cabelludo sensible por cualquier causa, te recomendamos la Gama Astera Fresh de Rene Furterer.

Comparte este artículo

Producto añadido a la lista de deseos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y elaborar información estadística. Al continuar navegando aceptas su uso y nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD.